Home / Noticias / RECORDANDO AL DR. MARTINEZ: ANTONIO HOLGUIN

RECORDANDO AL DR. MARTINEZ: ANTONIO HOLGUIN

DEJO DE LATIR EL CORAZÓN DE EL HUNDIDO…Y DEL DR. MARTÍNEZ 24/02/2019

Hablar del Cenote el Hundido es hablar del Dr. Martínez, son dos entes que se fusionaron en un sueño y en un ideal de tal forma que la amalgama fue un producto muy especial, inigualable, diferenciado, único, son como siameses con un mismo corazón, no puedes separarlos porque ambos mueren.
El Dr. Martínez se ha separado de su siamés, no por su voluntad, fue por la del que todo lo suma y lo resta, lo multiplica y lo divide, el creador de todas las cosas, el que crea las alegrías y creo el dolor para que aprendamos a agradecer por lo bello que tenemos a nuestro alcance.

A partir de hoy visitar el cenote el hundido no será jamás lo mismo porque Con la Partida del Dr. Martínez solo será un sitio, un socavón, un hoyo en la Sierra del Diablo, con su partida hemos perdido la esencia que le daba vida, que le daba colorido, con sus pláticas, sus historias, sus chistes, sus moralejas, sus carcajadas, su café, su fogata, su Gato, sus originales expresiones y frases de un ranchero fresa, divertido, culto y realista, tan imperfecto como usted y como yo.

PREGONERO DE SUEÑOS.
Pregonero de sueños de crecer, creyendo firmemente en lo atractivo de su propiedad, siempre gestionando y tocando puertas para buscar apoyos, en muchas lo acompañe en otras no, no importaban las fronteras de los Estados, en ocasiones tocaba en Chihuahua, otras en Coahuila, otras en Durango y las mas en Presidencia de Jiménez, que ya gano el PRI, ya gano el PAN, Gano fulano es mi amigo, gano mengano es mi amigo, siempre me hablaba de nuevos planes que eran casi los mismos de hace 12 años, se renovaban por arte de magia buscando realizarlos sin perder la fe, y si realizo el sueño máximo, que sus hijos se involucraran en el Rancho, y su Hijo Fito lo siguió…nunca dejo de soñar, y con su partida se llevó esos sueños.

EL ANFITRIÓN ESTRELLA.
El Doctor Martínez) como siempre me referí a él y lo seguiré haciendo en su ausencia) desempeñaba un papel fundamental con las personas que llevaba a su hogar en la Sierra del Diablo, porque eso era para él su rancho, yo lo observaba silencioso como dirigía su mirada inquisitiva hacia el horizonte analizando la polvareda en el camino, preguntándome – Quien chingados vendrá para acá si aquí solo vengo yo y tu gente Toñito? Hasta asegurarse que tomaran otro rumbo. Siempre respete su lugar de anfitrión, yo aleccionaba a mis invitados platicándoles de él y su fuerte sentido territorial, en cuanto sus pies tocaran el suelo de su rancho ya eran de él, yo era solo era su acompañante, el los recibía amable o reseco si percibía alguna vibra extraña, con chistes al verlos polveados sobre todo al que le tocaba abrir y cerrar puertas, el decidía a qué hora caminarían al cenote, el preparaba su café de grano ( no la chingadera de instantáneo decía) el platicaba la Historia del lugar, de su Papá, de su abuelo y Villa, dela candelilla del guayule, de los apaches y de la cueva con pinturas, del cañón del apache del cañón del hundido, de la cueva sin fin, de los murciélagos, del soplador, los pumas, los venados, de la loma de las puntas de flechas, los espejismos, los fantasmas en Peñolitos, los huesos de dinosaurios, los llevaba y los traía contando tantas y tantas historias platicadas en su particular manera.

Siempre presto a recibir a los grupos que le coordinaba para visitar El Hundido, fueran para hacer estudios como la colonia de murciélagos por la Universidad De Cambridge Inglaterra o de la Bat Conservation International, fueran para hacer descenso en cuerda como el grupo La Venta Asociación De Italia Para El Estudio De Cuevas En México, otros de Arizona, de Cuauhtémoc, de Saltillo, de Monclova, Alumnos de la Facultad de Geología de UACH para sus prácticas o residencias, de la UNAM, de la UAG, y de tantos y tantos lugares. Todos eran bienvenidos con la condición de que aportaran información y experiencias para continuar con la documentación del sitio

ANFITRION CON MEDIOS.
Permitió gustoso el acceso de medios de comunicación Local, Estatal, nacional, Prensa, revistas, Televisión, sin medir el costo de tiempo y dinero de trasladarse desde su hogar en Torreón hasta el rancho para ser un buen anfitrión, siempre positivo hablándoles de sus sueños puestos en lograr un sitio turístico que apoyara la derrama económica en la región.
Les presume que tiene un gran amigo que es chaman y que toca caracola y flauta antes de bajar y después de subir al cenote, que pide permiso para hacerlo con bien, que su amigo platica con el peyote y que hace una ceremonia a los puntos cardinales antes de extraer la coronilla del mismo para no sacarlo todo, que tomo la foto más fantástica del rayo de sol entrando al fondo del Hundido, años duro Rosendo planeando y esperando el momento justo para lograrla, les presume sus amigos, les presume su familia, les presume sus planes.

EL LOCO.
Algunos se atrevían a ponerle el apodo de el loco, yo conviví con ese loco tantas veces y convivió el con mi esposa y mis hijos y se ganó su cariño, varias veces en pláticas con mi familia salía a relucir el Dr. Martínez, y decíamos –ya lo invocaste mañana viene…y tantas veces coincidía. Presumía las canciones oldies que le grabo mi esposa y siempre las ponía en las noches de fogata ganándose la envidia de los visitantes que se mostraban complacidos de escucharla.

Era un loco que se llevaba una friega trabajando por sus sueños, descendiendo una incontable cantidad de ocasiones al fondo del hundido, (si Rosendo lleva 20 imagínese el) un loco que tenía esperanzas, metas, que celaba y amaba a sus tierras tanto como a su familia, déjeme decirle a usted que yo quisiera ser la mitad de loco que él fue…Ojalá y lo loco se pegara por las horas, días, meses, y años de convivencia, se pegara por compartir sueños y esperanzas, se pegara por contemplar las constelaciones en el maravilloso cielo nocturno al lado de una agradable fogata, Ojala fuera yo un loco, es más ojala lo fuera para muchos, o pocos o por lo menos para uno.

SIN CORAZÓN… SIN SUEÑOS.
Hoy el Hundido ya no tiene corazón…hoy el hundido ya no tiene sueños…Para mí, compañero Sancho del Dr. Martínez Quijote soñador, ya no hay personaje Principal, ya no hay quien cuente y escriba más historias, hoy le doy vuelta a la última página y cierro el libro del CENOTE EL HUNDIDO y lo guardo orgulloso de haber compartido incontables historias y momentos envidiables con una persona más grande, mucho más grande que su estatura, la estatura de sus sueños.

DESCANSE EN PAZ RODOLFO MARTINEZ TORRES

Agradecido con Dios por Cruzarme en su Camino… Antonio Holguín Contreras. Febrero 2019

Fotografía: Lic. Rosendo Muñoz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Ir a la barra de herramientas